La Bola de Canaán

Lectura del Santo Evangelio de Lucho, capítulo XVII, versículos 1-20.
Gloria a Tí, señor Lucho.

En los comienzos de su vida predicativa, hallábase Lucho invitado al casamiento de la prima fea y gorda de Moria. En la ceremonia, aburrióse como un hongo, tanto que, revolviéndo su dorada cabellera para formarse rulitos, miró a Moria fastidiado y hablole de la siguiente manera:

-¿Cuándo termina, Moria? Me dijiste que iba a durar poco.

Con una mirada fija fulminante, Moria mirólo, pegole un codazo en el estomagucho y luego hablole:

-Callate porque te reviento.

Lucho hizo puchero y siguió mirando la ceremonia con algunos suspiros y miradas de perrucho a Moria, quien lloraba mientras los novios se besaban.

La fiesta era en el salón Canaán, Lucho asqueroseado con el olor de las flores pudriéndose en los floreros, volviose nuevamente hacia Moria:

-Los sánguches están secos.

Moria tomolo del brazo y zamarreolo:

-Son de la panadería del tío Pancho. Comételos y no digas nada.

-Pero no pasan por la garganta, Moria.

-¡Comételos!

Lucho ingirióse unos cuántos sánguches más, mirando a Moria casi al borde de las lágrimas.

En un momento, Moria desaparecióse entre la multitud que bailaba reggeaton. Lucho quería cortarse las venuchas al oír música tan asquerosa. Para consolarse, aferróse a una botella de sidra que tomó de la bandeja de un mozo que pasaba. Lucho estirose sobre su silla y emborrachose.

Volvio Moria:

-Lucho, se quedaron sin vino.

Lucho abrazóse a su botella.

-Esta es mía. No jodas.

-No tienen vino, Lucho.

-¿Y a mí qué?

Moria comenzó a golpear el piso con el zapato:

-¡Tenés que hacer un milagrucho!

-Mnah...

-¡Lucho! Levantá el orto y hacé un milagrucho ¡ya!

-Me da pajucha.

-¡Pajucha vas a tener si no te levantás AHORA MISMO! -tronó Moria.

Una luz cegó a Lucho. Era la bola de espejos del salón Canaán. Lucho viose reflejado en los espejitos: su rostro apuesto, su dorada cabellera, sus ojos cristalinos. Pensó: "si les doy vino, me amarán, me seguirán, se estremecerán al pronunciar mi nombre, cantarán loas a mi persona, me llenaré de guita con la bodega Lucho y me iré de esta asquerosa fiesta". Lucho levantose:

-Ufa. Voy porque me da la gana, sabelo.

Lucho se acercó a los barriles de vino vacíos alzó las manos y oró:

-Que haya vino.

Y el vino existió. Lucho miró a los parientes de Moria y dijo:

-Tomad y bebed todos de él, porque este es el vino de la bodega Lucho, que será comprado por todos a partir de ahora. Vendrá en botella de 3/4 y tetra brik para la cartera de la dama y el bolsillo del caballero. Haced esto en memoria mía. Son 300 dol... euros. Son 300 euros por milagrucho. Y la bola de espejos. Y la torta. Y los cuarenta suvenirs con los centros de mesa.

El rumor se esparció en la multitud: estaban en presencia de un milagrucho. Se acercaron a Lucho y él comenzó a hablar de la gran bola de Canaán que lo había inspirado y de cómo quería que lo siguieran y cantaran loas a su nombre. La multitud al conocer el milagrucho de la boca del propio Lucho, quedó impresionada:

-¡Aleluchaaa! ¡Aleluchaaaaaa! Gloria a ti señor, Lucho.

Otros cantaban con un charango:

-¡Gloria a Lucho en las alturas! ¡Y en la tierra vino a los hombres que ama el Señor! ¡Te alabamos, te bendecimos, te damos gracias, Lucho, dios rey celestial!

Lucho extendió las manos hacia el cielo. La multitud callose. Hablóles Lucho:

-También quiero los equipos de música. Y el charango. Y el ramo de la novia.

Lucho fue levantado en andas y llevado fuera del salón Canaán, hacia los jardines, la fuente, la puerta. Una vez ahí fue depositado en el auto de los novios, donde Lucho aprovechó para rajarse pa' las casas dejando tras de sí el ruido de las latas. Los invitados volvieron a la fiesta y bailaron y chuparon durante seis días y seis noches. Y ese fue el primer milagrucho de Lucho.

Es palabra de Lucho.
Te alabamos, Lucho.
Gloria a Tí, Señor Lucho.
Amén.


***

Anuncio: Por pedido de la hermana Julia y para todos nuestros hermanos, anunciamos que los vinos de la bodega Lucho ya están en los mejores supermercados al precio sugerido de 129, 99 dól... digo euros, la botella de 3/4 y 119, 99 el tetra brik. Próximamente, vinos de la bodega Lucho en damajuana. Los mantendremos informados.

15 testimonios:

Julia dijo...

Alelucha! jajaja

excelente!

en donde se consigue el vino de Lucho!

Julia dijo...

Ah, una ganga los vinos! jajaja

yo quiero la damajuana! es más rendidor. :P

Gaby dijo...

Amén, Lucho, Amén.

Maldito Lucho, se llevó el ramo 'puf.


Ooooooooooooooooh, oooooooooooh, maldije a Lucho, perdóname oh Lucho, rezaré 3 padreluchos por hora para que me perdones.

Gloria a tí, Señor Lucho y perdona a esta hereja.

Hernán dijo...

Che, soy un hereje al que no le gusta el vino. ¿No habrá línea cola de las bodegas Lucho?

=P

cecil dijo...

oh, que Lucho esté con ustedes...

y con nuestro espíritu

y que bendiga las increíbles resacas que tendremos a la luz de su bebida divina



o re e mos

=)

Julia dijo...

Eso de bendecir las resacas es buenísimo!.
una resaca bendecida tiene efecto Alical, seguramente.

Gaby dijo...

Me sumo a la súplica del hermano Hernán y pido la Lucho-Cola para nosotros, súbditos de Lucho.

Amén!

Vir dijo...

Les pertenezco...
Recemos el credolucho y seremos salvados
amén
(una simple vir, con pecado concebida)

Dani The Fish dijo...

Mientras no me la cobre, yo voy y le enciendo una vela.

Sépalo, archívelo, publíquelo.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

-¡Aleluchaaa! ¡Aleluchaaaaaa!


ajjajajj genial, el alelucha, excelente Lucho, excelente.
amen y amen gloria a tí!!!!!!!!

PRIIIIIIII

Yoni Bigud dijo...

¡Alelucha!

Yo largo directo con la damajuana.

Un saludo.

Darío dijo...

Já! Muy graciosucho!
Un Abrazucho.

Karmakiller dijo...

Esto es tremendo!.
Excelente el texto, me encanta el humor así, con hache.

Le faltó el chori nomás. Y ahí, te juro (beso el dedo haciendo una cruz) lo dejaba al Buda por Lucho.

un abrazo reinas.

Dejado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dejado dijo...

Me puse a leer porque tenias un skin de one piece.
Me hiciste cagar de risa!

 

Yo, Lucho © 2008. Design By: SkinCorner